BLOG:

Categoría: Innovación

18 de julio de 2017, Virtuts Angulo

El enfoque horizontal de los negocios: una estrategia inteligente

La revisión de la cadena de valor tal y como la hacíamos hasta ahora ha quedado obsoleta, porque las amenazas y las oportunidades pueden venir de cualquier sitio. En este contexto, la estrategia empresarial tiene que ir más allá de nuestros clientes, proveedores y competidores. Una visión abierta nos aporta oportunidades e innovación.

Siempre alerta al entorno

Aunque seamos capaces de ofrecer el mejor precio o las mejores prestaciones, es posible que sucedan cambios que hagan que un día toda la categoría de producto o servicio de nuestra empresa sea barrida del mercado, incluso todo el sector. Un ejemplo de ello podría ser Kodak, que quedó fuera del mercado por la irrupción de la fotografía digital.

También es posible que la cadena de valor sea tan larga y enrevesada, que los compradores de las compañías no se estén dando cuenta de lo que pasa en el origen de la cadena. Así pasó en los años noventa con la producción del café. Los compradores desconocían la dificultad del cultivo de este fruto y las particularidades de los agricultores. Lo que pasó fue que se abandonó mucha superficie de cultivo por los bajos precios de compra  y que las empresas compradoras se dieron cuenta de ello cuando era demasiado tarde.

Cuando la crisis representa una ventaja

La empresa norteamericana Green Mountain Coffee Roasters supo ver una oportunidad en ese problema y se alió con las explotaciones de café sostenibles y de comercio justo, lo que le dio una ventaja competitiva ante sus consumidores. Su estrategia fue muy exitosa y consiguió un incremento de facturación y beneficio espectaculares, además de asegurarse de que sus proveedores estaban bien pagados y disponían de unos niveles aceptables de educación y servicios sanitarios.

Otro caso interesante de innovación, ventaja competitiva y reconocimiento de la comunidad es el de la empresa minera Fairmont Minerals. Su sector estaba inmerso en una situación en la que las presiones medioambientales y la imposibilidad de obtener nuevos permisos de extracción hacían difícil su continuidad. Para abordarlo, Fairmont Minerals reunió a un gran número de stakeholders y de ello salieron interesantes oportunidades, como el uso de las arenas que algunos de sus clientes desechaban tras su uso, para revenderla a los productores de maíz. Un auténtico ejemplo de economía circular.

El resultado de aquella reunión les ha animado a utilizar este recurso para obtener ideas y trabajar conjuntamente con las comunidades afectadas. Los resultados financieros fruto de esta estrategia empresarial han sido muy positivos.

Modelos de negocio colaborativos

La web SourceMap surgió en un laboratorio universitario del MIT. Se creó como proyecto colaborativo, para dar a conocer a las empresas los mapas de suministro de sus componentes. La necesidad de las empresas de transmitir transparencia para generar confianza hizo que este proyecto se convirtiera en empresa, que vende sus servicios a través de un modo de suscripción. Ha sido un modelo de negocio innovador que está dando buenos frutos.

Cómo llegar al enfoque horizontal de los negocios

Para pasar de la economía lineal a la circular hay métodos que nos allanan el camino:

  • La indagación apreciativa (Appreciative inquiri)

Se trata de buscar la cooperación de todas las partes implicadas en la cadena de valor para abordar el cambio estratégico.

  • La quinta disciplina

El pensamiento sistémico, explicado por Peter Senge en sus libros sobre la quinta disciplina.

  • La innovación abierta (Open innovation)

La innovación más allá de la organización, es decir, contar con personas externas que puedan aportar soluciones.

Valor es el término clave

Las empresas que se centran en el valor descubren inmensas oportunidades de creación de valor que nunca consideraron posibles. Oportunidades que les pueden conducir a un nuevo y desconocido crecimiento sostenible. El futuro nos depara una nueva forma de crecer. Esta es la nueva estrategia empresarial inteligente.

Puedes saber más acerca de cómo innovar en los negocios, y en la economía circular en particular, en el libro de Nadya Zhexembayeva La Estrategia del Océano Esquilmado. Tienes un avance en este vídeo:

Vídeo de Nadya Zhexembayeva

Vídeo de Nadya Zhexembayeva

11 de mayo de 2017, Virtuts Angulo

Innovación y emprendimiento: resolver problemas que merezcan la pena

Parece que, con un poco de sentido común, talento y recursos se puede llegar al nivel de satisfacción exigido por el público, para que un producto o servicio tenga cierto éxito. No obstante, crear un producto que sea adoptado por sus usuarios potenciales no es nada fácil. Hay un 75% de fracaso anual de empresas innovadoras y de base tecnológica.

El emprendedor debe tomarse seriamente su trabajo más allá de la idea:

Mercado: Todo producto que quiera tener éxito en el mercado tiene mucho que hacer. Ha de ser innovador; ha de diferenciarse claramente de los competidores —y no solo de manera incremental—; ha de crear nuevas categorías de producto donde pueda tener una ventaja diferencial; y, por todo ello, ha de crear nuevas necesidades por parte de los usuarios. Los factores que permiten que un producto sea abrazado por el mercado son: la ventaja relativa, la compatibilidad, la simplicidad, la capacidad de prueba y la observabilidad.

El equipo de trabajo: El emprendedor también debe configurar un equipo de máxima calidad técnica y que pueda representar todos los roles posibles a nivel humano: el antropólogo, el experimentador, el polinizador, el saltador de vallas, el colaborador, el director, el arquitecto de experiencias, el diseñador de escenarios, el cuidador y el contador de historias.

La creación del producto: En la actualidad se tiende a utilizar procesos de creación ágiles, que permitan una mayor flexibilidad y velocidad de reacción ante las necesidades de mercado, en lugar de invertir meses o años de trabajo en un proyecto para luego descubrir en el momento de lanzamiento que, sencillamente, no es algo que el mercado necesite o esté dispuesto a pagar por él.

Existen más ámbitos de atención para el emprendedor. Sin embargo, la base para que un nuevo producto o servicio se pueda convertir en negocio, es que resuelva problemas que al mercado le merezcan la pena. Justo Hidalgo, emprendedor experimentado y docente, expone detalladamente las técnicas, metodologías y tácticas de creación de un producto innovador y tecnológico para convertirlo en negocio en su libro Idea, Producto y Negocio.

Idea, Producto y Negocio

Idea, Producto y Negocio

23 de febrero de 2017, Virtuts Angulo

El fenómeno de la categorización en marketing

Actualmente, en la gran mayoría de los sectores la oferta de productos supera la demanda. Es por este motivo que la estrategia de una empresa tiene su centro de gravedad en el marketing.

Las marcas deben crear productos que se distingan de la competencia, y que sean útiles y provechosos para sus clientes. En este contexto, es necesario inventar categorías de productos únicos, que se anclen en la mente del consumidor y que después se puedan expandir a gran escala para aportar rentabilidad a la empresa.

Para asegurar el éxito del proceso de creación de una nueva categoría de marca, hay algunos elementos a tener en cuenta:

  • La nueva idea puede que no llegue a formar un nicho de mercado
  • La marca pionera puede que cree el nicho y que no logre fijarse como referente
  • La marca pionera puede crear la nueva categoría, anclarse como su referente y ser incapaz de escalar esa categoría hasta un consumo masivo

Una buena estrategia de creación y expansión de una categoría generará beneficios interesantes y duraderos a medio y largo plazo. Asimismo, es una magnífica estrategia para emprender una nueva línea de negocio o una empresa.

Es importante no confundir la creación de una categoría con la extensión de línea o de marca, que consiste en hacer pequeñas innovaciones de producto (sabores, colores, formatos, etc.), que solo contribuyen a generar beneficio a corto plazo y sacrifican el enfoque y el fortalecimiento de la marca.

Joan Mir Juliá, experto en marketing, especialmente en gran consumo, da las pautas para la creación y desarrollo de marcas en el libro Categorizar: el arte de crear y expandir categorías. La estrategia de marketing clave para innovar y emprender.

Categorizar

Categorizar: el arte de crear y expandir categorías