BLOG:

Categoría: Habilidades directivas

23 de mayo de 2017, Virtuts Angulo

Reglas de oro del CEO: El feedback

El emprendedor e inversor Ben Horowitz, en su libro Emprender y liderar una startup (The Hard Thing About Hard Things), responde con contundencia a la pregunta de si los CEO nacen o se hacen. Su respuesta es inequívoca: los CEO se hacen.

Según Horowitz, para que en el mundo de la empresa un CEO se desarrolle y sea valorado a largo plazo, debe practicar una habilidad directiva (antinatural) como es dar retroalimentación al personal.

Cómo dar feedback a los colaboradores

Las claves para dar feedback deben basarse en la propia personalidad y valores, además de respetar ciertas reglas:

  • Ser auténtico. Decir lo que se cree, sin manipular los sentimientos del receptor y sin falsear lo genuino
  • Contribuir al éxito de otros. Si realmente se quiere que alguien tenga éxito, es imprescindible hacer que lo sienta. Si siente que el CEO está en su terreno, le escuchará
  • Despedir en positivo. Cuando se despida a alguien, que no lo prepare para despedirlo, sino para tener éxito
  • Respetar. Es importante no avergonzar a nadie delante de sus compañeros. Si se hiciera, la retroalimentación del CEO tendrá poco impacto y, además, el empleado le odiará
  • Empatizar. El feedback debe ser transmitido a la medida de cada persona. El tono debe coincidir con la personalidad del empleado, no con el estado anímico del CEO
  • Ser directo sin ser ofensivo. Se debe reforzar a la otra persona, o, por el contrario, se va a debilitar, decepcionar y confundir

El beneficio mágico del feedback

Puesto que los colaboradores pueden saber más que el CEO en determinados temas, la retroalimentación será un elemento muy potente que ayudará a abrir conversaciones. En este sentido, el CEO debe animar a la gente a que desafíen sus opiniones y argumenten su propio punto de vista, porque así va a recabar información de calidad.

En cuanto el CEO domine las técnicas del feedback, debe practicarlas continuamente, porque su puesto exige que tenga criterio sobre todo. Así que, si le gusta un comentario de alguien, debe decírselo. Si no está de acuerdo, también debe decírselo. Debe decir lo que piensa y expresarse para conseguir dos cosas fundamentales:

  1. Que la retroalimentación forme parte natural de la cultura de la empresa
  2. Que la gente se sienta cómoda, aunque esté hablando de malas noticias

Estas son las reglas fundamentales de la retroalimentación en una empresa. Al principio el CEO va a sentirse incómodo o incompetente en su práctica. Sin embargo, así es como se consigue forjar el CEO de una empresa o startup.

 

Ben Horowitz, emprendedor e inversor

Ben Horowitz, emprendedor e inversor