BLOG:
14 de junio de 2018

Las ventajas del enfoque en la empresa

El estresante exceso de estímulos y sus consecuencias

La dispersión es un fenómeno que no sólo afecta las vidas personales de cada individuo del siglo XXI. Hoy en día, las empresas también se ven seducidas a diversificar sus marcas, productos y servicios con miras a crecimientos rápidos y explosivos.

Pero, ¿es la diversificación la estrategia más efectiva para ganar en las empresas? La experiencia demuestra lo contario. En la actualidad, las compañías especialistas, focalizadas, son muchísimo más eficaces y eficientes que las generalistas. Lo cual se contrapone a la dispersión que persiguen los conglomerados empresariales.

Sin embargo, el crecimiento de una empresa continúa asociado comúnmente a:

  1. Lanzar nuevas variantes del producto/servicio en la misma categoría.
  2. Entrar en otras categorías con una misma marca.
  3. Adquirir otras marcas o empresas.

Estas acciones, basadas en ampliar desenfrenadamente el surtido de productos o servicios, tienen una clara consecuencia en la empresa: el desenfoque.

En la concentración está la fuerza. En la dispersión, la debilidad

La simplicidad es la estrategia que ayuda a enfocar la energía de una organización en objetivos muy concretos, de manera que es más factible obtener resultados reales y tangibles. De hecho, el tamaño tampoco es un factor fundamental para ser rentable como empresa, sino el enfoque de nuestro portafolio.

En un conglomerado los competidores son múltiples y multisectoriales, lo que hace mucho más difícil definir planes de acción eficaces. Basta con recordar un principio empresarial fundamental: el competidor más enfocado acaba normalmente ganando.

El líder indiscutible es el líder de la categoría

El objetivo final del enfoque en la empresa es dominar una categoría para ser la marca más recordada de su ámbito, la líder. Por lo tanto, una empresa claramente enfocada tiene:

  • Un objetivo claro: Todas sus áreas funcionales (producción, compras, investigación, ventas y marketing) con la atención puesta en un único tipo de negocio.
  • Recursos bien asignados: Utiliza su mejor personal y la mayor parte de sus recursos para apoyar los productos o servicios clave.
  • Perfecto conocimiento del entorno: Una empresa con foco tiene muy claro quién es su competidor. Lo sabe todo de él y, en función de ello, determina planes de acción muy concretos.

¿Cómo saber más?

Te invitamos a profundizar en los efectos de la diversificación y los beneficios del enfoque, tanto para el crecimiento de una empresa como para el bienestar personal de sus directivos y equipo de trabajo, a través del libro del experto en estrategia y marketing Joan Mir Juliá, FOCO: Enfocar para ganar. Una obra editada por Libros de Cabecera, editorial de libros de empresa y economía.

También puedes conocer más del autor en su página web http://joanmirjulia.com/

En el siguiente vídeo, Joan Mir expone los resultados de una estrategia de dispersión del portafolio de productos de una empresa frente a la estrategia de enfoque:

Joan Mir  explica y la estrategia de concentración versus la de dispersión

Joan Mir y la estrategia de concentración versus la de dispersión

Comentario: